10 recomendaciones a seguir antes de comenzar el Camino de Santiago

10 recomendaciones a seguir antes de comenzar el Camino de Santiago

Lo tienes todo controlado, ya has cogido tu credencial y has organizado al milímetro tu Camino. Ya tienes hecha la lista de las cosas que te vas a llevar en tu mochila y es momento para conocer esas recomendaciones típicas y tópicas sobre el Camino de Santiago pero no por ello menos importantes:

1.

La primera recomendación es: respeto, tolerancia y sentido común. El Camino es una ruta universal, abierta a todo tipo de personas, sin condición, país, clase o ideología, y a la cual somos todos invitados.

2.

Si viajamos en grupo tenemos que tener en cuenta que no debemos perder a nadie y dejarlos atrás. No debemos, en ningún caso, dejar solo a ninguno de los miembros de nuestra expedición. Así como, si nosotros tuviésemos que separarnos del grupo debemos comunicarlo al resto y concretar un punto de encuentro.

3.

Lleva siempre agua y comida fácil de portar y de digerir. Para eso son perfectas la fruta, chocolate y barritas energéticas. Aunque pensemos que Galicia está plagada de pequeños riachuelos con agua cristalina no debemos beberla ya que puede estar contaminada y el camino se puede tornar un suplicio.

4.

Al Camino de Santiago hay que llegar mínimamente en forma y no nos creemos a estos peregrinos que dicen que llegan sin prepararse un poquito. Las semanas anteriores es recomendable hacer ejercicio para empezar a tonificar la musculatura y evitar que ésta se agarrote.

5.

Haz estiramientos antes y después de tu ruta diaria. Te ahorrarás parte de las molestas agujetas y puede que te ahorres una posible lesión.

6.

Ayuda a todo aquel que te lo pida y sin pedírtelo. A lo largo del Camino encontrarás otros peregrinos que estarán desubicados, perdidos o, incluso, que necesiten algo que tú puedas llevar en la mochila. La esencia del Camino está en compartir, incluso si no os entendéis.

7.

No puede faltar en tu día a día es un botiquín.

8.

Uno de los puntos más importantes: el calzado es uno de los puntos más críticos para el peregrino. Lo mejor para andar por senderos y vías son las zapatillas trekking. Nunca estrenes el calzado en la primera etapa de tu camino, deben estar “rodadas” previamente. Evitarás las temibles ampollas.

9.

Disfruta de los pequeños detalles que te vayas encontrando a lo largo del camino. Los motivos por los que emprendes tu viaje son tuyos y sólo tuyos pero te recomendamos que aproveches la experiencia y te enriquezcas al máximo de ella.

10.

A todos nos gusta la naturaleza. Deja el Camino tal y como te gustaría que estuviera. Recoge toda la basura, incluso la que no es tuya. No molestes a los animales ni a las plantas.

Todo esto es lo que debes llevarte. De lo que te traerás de allí podríamos hablarte pero preferimos que lo descubras.