Motivos para hacer el Camino

Motivos para hacer el Camino

 

Te ofrecemos algunos de los motivos para hacer el Camino de Santiago que nuestros clientes nos han ido diciendo y que han permitido el enganche con el mismo. Nosotros los hemos recogido y hemos hecho un ranking de las razones y empezamos fuerte…

Porque te da la gana:

nadie tiene por qué valorar tus razones. Todos tenemos un motivo al menos para hacer el Camino de Santiago, por pequeña o grande que sea, es de suma importancia para ti y no debes dejar que nadie te la deforme ni te imponga otra razón.

Por sentido curioso y aventurero:

Es un motivo sencillo pero muy efectivo para hacer el Camino de Santiago. Tienes ganas de vivir una experiencia diferente a la rutina del día a día de una forma extrema.

IMG_20160215_203152

Para acercarte a la naturaleza:

vivirás paisajes llenos de contrastes entre lo más llano y montañas, entre el verde del prado y lo azul del mar. Cualquiera de las rutas del Camino de Santiago es un manto vivo del paisaje que dan paso a diferentes sensaciones a través de la vista.

Vive la cultura

de los pueblos por los que pasa el Camino de Santiago: disfruta de la experiencia como un local. Delante de ti encontraras catedrales, iglesias, palacios, casas señoriales, puentes y calzadas romanas, medievales, lleno todo de historia e historias particulares ya que ésta es la cultura más participativa, la de miles y miles de pasos pasados sobre los que posas tus pies presentes. Aquí tenemos miles de motivos patrimoniales para hacer el Camino

Encontrarse con uno mismo:

el Camino de Santiago tiene, sin duda, algo de místico. En la gran mayoría, muchos peregrinos se deciden a realizar el camino movidos por devoción al Apóstol Santiago, pero también por una espiritualidad que se manifiesta en la necesidad de saber más de uno mismo, de encontrar respuestas a preguntas y de hallar paz interior. El Camino de Santiago marca, para muchos caminantes, un punto de inflexión en la vida cuando conectan de verdad con la realidad de sí mismos a través de lo que no se puede describir con palabras.

Conocer gente muy diferente:

el peregrino nunca se va a sentir un extraño ya que tendrá la oportunidad de conocer gentes hospitalarias, que son capaces de ofrecer sus casas para acoger al peregrino. Prepárate a vivir momentos únicos con peregrinos de todas las edades, llegados de diversas partes del mundo, en los alojamientos, en los senderos o en la carretera. Podrás conocer las historias particulares que mencionábamos antes

La importancia de lo que tenemos y lo que necesitamos:

El Camino te ayudara a valorar lo que tienes en tu día a día. Tardaras mucho tiempo en volver a ver una ducha de la misma manera que la veías, ni la ropa, ni una comida, ni siquiera tu cama. Aprenderás que lo material que no es necesario solo significa mayor peso en la mochila.

trekking-min

Una experiencia lingüística:

Camino a Santiago descubrirás el enorme potencial lingüístico que albergas en tu interior, pues muchos de esos nuevos contactos serán extranjeros a los que tendrás que hablarles en “inglés”, o lo que tú crees que es inglés. Si comienzas en Roncesvalles tendrás posibilidad de disfrutar de un completo y profundo cursillo de idiomas acelerado

Disfrutar de la gastronomía:

¿menú del peregrino o verdadera experiencia gastronómica? Tú decides, está en tu mano, pero ten la mente abierta para aprovechar y conocer lo mejor de una gastronomía potentísima. ¡No todo es pasta y bocadillos!

¿Por qué no aprovechas para hacer un camino terapéutico?

Es una buena oportunidad para adelgazar, dejar de fumar, dejar de morder las uñas,… El que firma este articulo perdió casi 8 kilos en su primer Camino de Santiago desde SJPP y aprovecho para ver las uñas de sus manos saneadas durante unos meses

A tu manera:

Borra de tu mente la imagen de los turigrinos, o de los peregrinos auténticos, de los defensores del verdadero Camino, … Cada uno decide qué camino hacer y cómo debe o puede hacerlo, cada uno tiene varios motivos para hacer el Camino de Santiago. Aprovecha tu tiempo y la oportunidad de vivir algo único. El Camino te enseñará a dejarte llevar. Tú decides hacia dónde vas, cómo vas y cuándo vas. Solo tú guías tus pasos, pero de vez en cuando déjate aconsejar por los que más saben: la gente de los lugares por los que pasas.

Hay más motivos, seguro, los de cada uno. Si quieres aportar siéntete libre de hacerlo y enriquece este artículo con tu propia experiencia. En ocasiones no hay motivos, te dejas llevar y ya está. Recuerda que solo tú guías tus pasos pero no está de más que de vez en cuando te dejes soportar por quien conoce la zona.