La alimentación como factor clave para lograr nuestros retos físicos y deportivos en el Camino de Santiago

La alimentación como factor clave para lograr nuestros retos físicos y deportivos en el Camino de Santiago

La alimentación es un factor clave para lograr nuestros retos físicos y deportivos.

Durante las diferentes etapas del camino de Santiago tendremos que afrontar un desgaste importante de energía que supondrá un incremento de nuestras necesidades nutricionales, por lo que es fundamental planificar cada toma de comida para combatir la fatiga y mantener unos niveles de energía estables.

La primera toma de comida que debemos de realizar es el desayuno. Debe ser digerible, completo y en cantidad suficiente para que nos permita afrontar la primera parte del día con energía. En esta primera comida, debemos incluir tres grupos de alimentos: Lácteos, frutas y cereales. También podríamos añadir frutos secos naturales que nos aportarán grasas saludables, un plus de energía extra y nos ayudarán a mantenernos saciados por más tiempo.

Algunos ejemplos de desayunos energéticos y saludables serían:

  • 1 tazón de leche + copos de cereales + miel + nueces + 1 manzana
  • 2 yogures + tostadas de pan con tomate, jamón serrano y aceite de oliva + almendras + 1 zumo de naranja (intentaremos incluir siempre que podamos la pulpa de la fruta)
  • 1 tazón de leche con café + muesli + 1 plátano

Con respecto a las comidas y a las cenas, las haremos contundentes y energéticas a la vez que digestivas, intentando no abusar de fritos, rebozados o técnicas culinarias que supongan una utilización excesiva de aceite, así como de alimentos picantes, muy especiados o bebidas azucaradas.

Estas dos tomas de comida nos permitirán recuperar y darnos la energía para afrontar el siguiente trayecto y en ellas deberemos de incluir tres grupos de alimentos: verduras, proteínas y carbohidratos, siempre en cantidad suficiente.

Algunos ejemplos de comidas podrían ser:

  • Repollo con patatas, garbanzos y carne de ternera + ensalada
  • Caldo de verduras + pulpo con patatas cocidas
  • Lentejas con verduras + salmón + ensalada

 

 

Durante el trayecto.

Algunos de los alimentos que podemos llevar para mantener nuestros niveles de energía y de glucosa controlados, son los siguientes:

– Barritas energéticas

– Frutos secos (Almendras, avellanas, cacahuetes, nueces, pistachos… )

– Frutas desecadas: (Ciruelas, uvas pasas, higos, dátiles, orejones.. )

– Frutas enlatadas: (Piña, melocotón en almíbar… etc.)

– Bocadillos

– Encurtidos (cebolletas, pepinillos…)

– Cremas de frutos secos naturales (crema de avellanas, crema de almendras, crema

de cacahuete…) y miel (podemos llevar estos alimentos en sobres monodosis)

– Yogures pasteurizados (sin necesidad de refrigeración)-

– Biscotes de pan tostado.

 

 

La Hidratación

 

Beber la suficiente cantidad de agua antes, durante y después del ejercicio es un factor fundamental para nuestra integridad física y un aspecto muchas veces olvidado que no debemos descuidar durante la realización de cualquier tipo de ejercicio. Aunque no tengamos sensación de sed debemos de mantenernos bien hidratados y beber con regularidad durante todo el trayecto para no ver comprometido nuestro rendimiento.

 

Nuestra Marián Figueiras es Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Alfonso X El Sabio, Madrid. Realizó un Máster Oficial en Nutrición y Metabolismo por la Universidad de Navarra, Pamplona y además un Grado en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Alfonso X El Sabio, Madrid. Es colegiada del Colegio Oficial de Dietistas – Nutricionistas de Galicia y tiene consultas en Santiago de Compostela y en Monforte, en pleno Camino de Invierno. Si queréis saber más información sobre Nutrición para el Camino de Santiago podéis acceder a su pagina haciendo Click aquí o enviándole un correo electrónico pinchando aquí