Nuevos hábitos en el Camino de Santiago

Peregrino buen camino blog del camino

Nuevos hábitos en el Camino de Santiago

El momento incierto generado por la crisis del Coronavirus provocará unos nuevos hábitos en el Camino de Santiago: alojamientos, restauración, servicios a peregrinos y los propios peregrinos.

 

  • Los hosteleros del Camino deben tener, por su propia supervivencia, el interés en llevar a rajatabla las recomendaciones sanitarias en su establecimiento. Es un tema, en la base, económico. Si le queremos dar un aire romántico a nuestro negocio vendrá posteriormente (pensemos en Manjarín o la Casa de los Dioses). Los peregrinos solamente deberíamos alojarnos en albergues que garanticen la higiene y desinfección al extremo máximo.

 

  • Los peregrinos debemos autoexigirnos unas normas de higiene personal más estrictas de lo habitual. No hablo de ser más limpios (casi todos los peregrinos se asean más en el Camino que en su vida normal jeje). Estamos hablando de unos hábitos como usar guantes y mascarilla; cubrir la mochila con fundas impermeables (como las de la lluvia) ya que son fácilmente limpiables; llevar una botellita pulverizadora de líquido higienizante; desinfectar botellas, pinzas, chanclas de ducha; guardar la distancia social,…

 

  • Uno de los nuevos hábitos en el Camino que vendrá para quedarse es el hecho de ir a la aventura durante unos meses. Garantizarse una cama para descansar es una prioridad y con la bajada de aforo en los albergues la solución es reservar por adelantado, al menos, un par de días antes. Puedes hacerlo a través de nuestra pagina siguiendo este enlace. 

 

  • Recordamos a los peregrinos que la acampada libre es ilegal, salvo en los campings habilitados. Que un vecino te deje plantar tu tienda de campaña (peso extra en tu mochila) en su terreno ya no será tan fácil, ya que hay un virus ahí fuera y no sabemos con quien puede venir. Todos hemos dormido alguna vez en el pórtico de un albergue, una iglesia o debajo de un alero pero éso ahora ha cambiado por las nuevas circunstancias.

 

  • Se debería imponer un nuevo hábito en la forma de pagar en el Camino de Santiago. No será norma pero se debe incentivar el pago con tarjeta bancaria y esta facilidad asegurará una mejor experiencia sanitaria a los peregrinos. Cafés, camas, un refresco de máquina en cualquier punto del Camino…cualquier cosa debe ser pagable con tarjeta. Es el momento de negociar como colectivo las condiciones con los bancos y, hablando de maquinas expendedoras, será un modelo de negocio rentable para albergues y distribuidores.

 

  • Así mismo el albergue que no digitalice la forma de comunicación con el peregrino se irá quedando atrás poco a poco. Habrá que cuidar la forma de estar en internet, de presentar nuestros servicios, de contestar las dudas y preguntas de los peregrinos, de exponer la manera en que nos hemos adaptado para cumplir la normativa, de comercializar nuestras camas,… Incluso de hacer llegar al peregrino, cuando éste hace la reserva, la información turística con los puntos del entorno a conocer, las experiencias gastronómicas o las visitas guiadas que completan la Experiencia del Destino. Si necesitáis información sobre cómo llevar a cabo este punto nos podéis enviar un correo electrónico desde aquí.

 

  • La planificación de etapas del Camino de Santiago es uno de los nuevos hábitos en el Camino que cambiará ya que será de alojamiento en alojamiento al menos al principio. No podremos parar donde queramos, si no donde nos garanticen estar cumpliendo la normativa. Será la oportunidad de lugares que no son parada habitual de etapa si cuentan con algún establecimiento confiable. No será un año de masificación, claro está, pero es una oportunidad para esos establecimientos que están a unos kilómetros de poblaciones de parada. Así mismo, será una oportunidad para establecimientos que logren que sus peregrinos se queden 2-3 noches con ellos si cuentan con un servicio de traslado de calidad. Es un modelo que utilizan en alguna ocasión agrupaciones de Amigos del Camino y ya mucho antes lo “inventaron” los peregrinos alemanes)

 

  • Será momento para los Caminos minoritarios como el Sanabrés,de Invierno, Vía Künig, Fisterra…incluso Primitivo, Norte o Vía de la Plata. La tranquilidad y el sosiego todavía son posibles en estas rutas que, de por si, no sufren aglomeraciones de peregrinos, siempre que garanticen las normas higiénicas y los servicios en el Camino de Santiago. Quizás sea una buena oportunidad para hacer el Camino en solitario.

 

A modo de conclusión sobre los nuevos hábitos en el Camino de Santiago os diremos que, esta crisis la podemos ver como una catástrofe o como una oportunidad. Cumplamos la normativa higiénica (profesionales y peregrinos) y generemos confianza mutua. Si como peregrino veo que se cumplen las normas lo recomendaré y si veo que eso no ocurre se penalizará. Será un esfuerzo grande pero los mejores, los que sepan comunicar su amor por el camino, aún siendo un negocio, serán más grandes. El asociacionismo de profesionales del Camino de Santiago será un punto primordial para negociar condiciones con proveedores, bancos, administraciones,…

A los peregrinos nos queda cumplir escrupulosamente nuestras normas de higiene y apoyar a los negocios que nos acogen con un café a mitad de la mañana, nos refrescan con una caña, nos alimentan para seguir caminando o nos dan el descanso que nuestro cuerpo necesita.

Coronavirus camino de santiago

Cualquier información que necesitéis ampliar estaremos encantados de atenderos en el correo electronico [email protected] o a través del formulario de contacto.