¿Dónde comer y tapear en Santiago de Compostela?

¿Dónde comer y tapear en Santiago de Compostela?

 Un intenso plan gastronómico… con alguna visita en medio. (Parte I)

Hotel Real y Blu Café

Hotel Real y Blu Café

 

Amanecimos en el Hotel Real, en la Rúa Calderería. Un acogedor hotelito situado en el corazón de la zona vieja de Santiago de Compostela. Un remanso de paz dentro de la inquietud de esta calle compostelana. Nos alojaron en una habitación muy mona y con una preciosa luz natural.

En el bajo tienen el Blu Café, especializado en desayunos, meriendas y combinados. Chocolate con churros, tostas de diferentes panes, huevos en los desayunos o una novedosa carta de combinados para disfrutar en su terraza interior, un rincón escondido de Compostela. En la recepción nos informaron de lugares para visitar, donde comer o tapear y de esta manera completar la lista que traíamos de casa.

Salimos con todas nuestras mejores intenciones hacia el Mercado de Abastos, a tan solo 3 minutos a pie. Nada más entrar nos encontramos con los puestos tradicionales de pescado, marisco, carne,…pero también con los puestos de las señoras que traían los productos de su propia producción, de su casa, recogidos por ellas mismas tan solo unas horas antes, nos decían.

No os esperéis un mercado gastronómico del estilo de San Miguel en Madrid, ya que aquí está la tradición del mercado que frecuentan los santiagueses para hacer su compra diaria. De todas formas hay un par de puestos de pulpo o un local que cocina lo que compres, aunque con alguna restricción. En el hotel nos recomendaron que fuésemos primero a ver como respiraba la cocina de este lugar por si estaban a tope de pedidos cuando quisiéramos lo nuestro. El mercado también es recomendable si queréis llevaros algún licor, una empanada, un queso de tetilla o incluso plantas de pimientos de Padrón para probar a recolectarlos en vuestra casa.

Mercado de abastos

Mercado de abastos

Muy cerca se encuentra el famoso Abastos 2.0 y nos vimos obligados a tomar otro Petroni acompañado de una tapa de empanada (deliciosa). En realidad, el Abastos 2.0 tiene dos locales, uno delante del otro y aunque no fuimos a comer nos contaron auténticas excelencias del local. Volvimos a entrar en la Plaza de Abastos y nos pedimos una ración de Pulpo en la Pulpería del Abastos con su taza de vino tinto (¿barrantes o mencía, cual te apetece más?).

Fuimos bajando hacia la Facultad de Geografía e Historia, donde tantas horas habíamos pasado durante nuestra carrera. ¡Nos conocemos su cafetería y el Universal mejor que nuestra casa! De camino pasamos por A LonxaLa Radio, la terraza del Candilejas e hicimos parada en el Pepe Payá para probar en esta ocasión otro vermut gallego, Lodeiros. Muy rico también y sobre todo con el buen acompañamiento de las tapas del local.

Pepe Payá y Rúa Nova

Pepe Payá y Rúa Nova

Bajamos a través de Tras Salomé hacia el Rúa Nova, a tan solo 2 minutos a paso lento (no me extraña que fuésemos lentos…). En este local ya bajamos de ritmo y nos pedimos un par de claras, por las cuales, incluso con café, te sirven una buena tapa de tortilla.

Es uno de los locales bien conocidos por la calidad de la tortilla (como la Tita, el Marte o el Moha, entre otros). Avisamos que si no te gusta la tortilla poco hecha esta opción no te va a gustar, aunque es una pena.

El local y su terraza están situados delante de la Iglesia de Santa Salomé, donde se encuentra en la portada una figura de la Virgen María embarazada, una auténtica rareza. Pero no es la única que se aloja en este templo: debes entrar y buscar los ángeles con gafas. Si si, igual que en otros lugares tienes que buscar ranas encima de calaveras aquí tenemos nuestros ángeles con gafas. Os ponemos una foto, pero no damos más pistas.

Ángel con Gafas en la Iglesia de Santa María Salomé