Primera etapa del Camino Inglés

Camino ingles primera etapa

Primera etapa del Camino Inglés

Os contamos cómo es la primera etapa del Camino Inglés que une Ferrol con Pontedeume a lo largo de 31 km casi llanos. Nuestra primera experiencia en el Camino Inglés empieza en el puerto de Curuxeiras de Ferrol, donde llegaban los navegantes desde época medieval con los peregrinos a bordo. Estos peregrinos utilizaban esta vía para llegar desde Gran Bretaña e incluso desde más allá del Mar del Norte. Cuentan que el motivo para hacer este primer tramo del Camino inglés por mar les daba seguridad y les ahorraba tiempo. Hoy en día cualquier Camino por Galicia está perfectamente señalizado en toda la etapa y no hay opción de perderse.

Desde aquí tenemos el primer mojón que nos indica el comienzo del camino, esa indicación que buscamos todos los peregrinos cuando iniciamos cada camino. Está justo al lado de la Oficina de Turismo y da inicio a una jornada suave en la primera mitad de la etapa (a menos que te quedes en Neda y das por finalizada la etapa del día) aunque con alguna subidita a medida que vamos recorriendo los márgenes de la ría de Ferrol.

Ferrol, que da salida a la primera etapa del Camino Inglés, es una ciudad muy interesante ligada a una importante industria militar y naval. Te recomiendo un paseo por el barrio de Canido en búsqueda de los murales que van reinterpretando el famoso cuadro de Las Meninas en su origen y que ahora ya acoge todo tipo de muestra artística mural. La parte que va desde aquí y hasta el mar, es el conocido como Ferrol de la Ilustración y ya plantea un plano de calles paralelas y perpendiculares con las plazas de Amboage y la Plaza de Armas como centros vertebradores.

Desde el comienzo de nuestro caminar vamos paralelos al mar a medida que nos vamos alejando de Ferrol con las instalaciones militares que dan paso a un sendero marítimo. Después de Ferrol entramos en Narón a través de un polígono industrial. Lo siento, no me voy a quejar que tener un sendero siempre pegado al mar, cuidado y con unas vistas espectaculares. Al pasarlo iremos un tramo paralelo a la vía del tren para poco después llegar al Monasterio do Couto o San Martiño de Xuvia, un cenobio medieval del S. IX. Por cierto, de esta zona también son los menos conocidos Pementos do Couto, parecido a los de Padrón pero sin picante.

Después de un tramo al lado de una carretera llegamos al Molino de As Aceñas o As Aceas, un interesante molino de marea de importancia capital en el S. XIX. A partir de este momento seguiremos por un paseo marítimo hasta llegar en frente del albergue de peregrinos de Neda. No cruces todavía! Continúa hasta el puente medieval de Xuvia para cruzar a Neda, no sin antes fijarte en el Magnolio centenario que tenemos a mano izquierda.

Ya llegamos a Neda y seguiremos pegados a la ría hasta llegar a la altura del puente que casi cruzamos antes para quedarnos a descansar en el Albergue de peregrinos de Neda. Si os habéis fijado unos metros antes hemos pasado por un monolito que indica Pan de Neda… por algo será, no creéis? Nosotros aprovechamos que continuábamos camino para parar en una panadería, tomar una Estrella Galicia e ir picando en la barra de pan. Cuentan que la calidad del agua de la zona es la que le da el carácter diferente a este pan y que en el S. XVI se sitúan aquí las Casas Reales, que eran fábricas de bizcocho y hornos de provisión que abastecían a las armadas de los reyes españoles.

A partir de Neda y tras una primera etapa del Camino inglés totalmente llana comienza el segundo tramo (o directamente segund si te quedaste a dormir en Neda) que nos empuja paulatinamente hacia una altitud llevadera sobre todo por las vistas a medida que avanzamos hacia Fene. En este concello está la famosa Navantia, un astillero de grandes buques y plataformas. Pasaremos por caminos, fuentes, lavaderos y tras pasar por delante de la casa del Concello llegaremos a uno de los puntos más fotografiados de este tramo. ¿Lo puedes reconocer en alguna de nuestras fotos?

Un precioso sendero ascendente nos introduce por un monte hasta que llegamos al pequeño polígono de Vilar do Colo, que apenas pasamos rozando, hasta descender de nuevo hasta el nivel del mar a la altura del concello de Cabanas y su fantástica playa de la Magdalena. Tras cruzar el puente sobre el Eume llegamos a Pontedeume, interesantísima villa de los Andrade y una ocasión ideal para visitar el parque natural de As Fragas do Eume, a una distancia no muy larga pero siempre que se haga en transporte motor. Si has dividido los 31 km que llevamos hasta ahora en dos etapas, has llegado temprano y puedes hacer una pequeña excursión hasta el Monasterio de Caaveiro. Superrecomendable!

Si prefieres quedarte por Pontedeume, siempre puedes volver hacia atrás para ir a la playa de la Magdalena en Cabanas. Y si eres del tipo de peregrino que no va hacia atrás ni para coger impulso, te recomendamos un paseo por las calles asoportaladas del pueblo con visita incluida a la Torre de los Andrade, la Iglesia de Santiago o una Estrella Galicia en la plaza del Concello.

Para dormir nosotros nos quedamos en Casa Apilladeira, en pleno centro y con una buenísima atención al peregrino. Muy cerca, por la parte de atrás de la Torre de los Andrade se encuentra el Albergue Municipal de Pontedeume (981 433 039 039)

Aquí podéis seguir a las dos siguientes etapas: de Pontedeume a Betanzos y de Betanzos a Hospital de Bruma y podréis completar la información en nuestro blog