motivos para hacer el camino de santiago

¿Por qué hacer el Camino de Santiago?

¿Por qué hacer el Camino de Santiago?

Hemos estado viviendo días raros para hacer el Camino de Santiago, a nivel mundial, nacional y aunque habrá muchas dificultades acabaremos por salir adelante y siempre nos quedará el Camino.

No será igual. Sin duda, pero está en nuestra mano que se parezca lo más posible a lo que teníamos. Tendremos que seguir unos protocolos de higiene principalmente en alojamientos y restaurantes como peregrinos y también como propietarios de estos negocios. También tendremos que cambiar unos hábitos como peregrinos ya que no podremos ir tanto a la aventura, tendremos que ser un poco más tecnológicos, etc, … y a la vez un poco más primitivos.

Pero el Camino de Santiago será un destino recomendado ya que todos trataremos de escapar de las playas masificadas, de las ciudades repletas, de colas sin fin… y éstas son algunas de las razones que lo explican:

  1. Es un destino en pleno contacto con la naturaleza y al aire libre. ¿Después de esta etapa turismo extraño necesitamos algo con más fuerza que salir de casa y respirar aire puro?
  2. Si, habéis acertado la respuesta. El camino de Santiago es un destino de ejercicio y movimiento, salud motora. Necesitamos movernos y que se nos caiga esta capa de óxido que hemos acumulado  (llamémosle óxido, kilos de más…). Si quieres entrenarte para hacerlo cuando ésto pase sigue el enlace de sobre entrenamiento antes del Camino.
  3. El tratar de buscar lugares con menos afluencia de público será una oportunidad única para conocer caminos menos caminados como el Epílogo a Finisterre y Muxía, el Camino Sanabrés, el Camino de Madrid… Todavía existen oasis de soledad en el Camino, incluido en los últimos 100 kilómetros. Además, aún tardaremos en volver a las cifras de años anteriores y el Camino será más puro en todos los sentidos.
  4. Se reservará más, se organizarán más los caminos desde casa. Como indicábamos anteriormente, se instaurarán unos protocolos en alojamientos y restaurantes y esto se notará en comportamientos como la reserva de albergue privado, hostal, pensión o como queramos llamarlo. Las autoridades estarán controlando más la acampada ilegal por razones higiénicas, no se permitirá tan alegremente el dormir debajo del alero de una iglesia, … y pasará algo parecido con los restaurantes: o hacemos cola por más tiempo, o vamos al supermercado y comemos de bocata, lata, embutido, etc, …
  5. Respecto a este último punto tendremos que reaprender a comer, organizar la comida y víveres transportables o al menos plantearnos el cargar con más frutos secos, latas, fruta deshidratada, paquetes de embutidos, … por lo que pueda pasar. No podemos dar por hecho que cuando lleguemos al final de nuestra etapa tendremos la tienda del pueblo abierta. Sigue nuestro enlace sobre consejos para comer en el Camino de Santiago.
  6. Algunos caminos serán más solitarios, tendremos más tiempo para la reflexión incluso por los albergues al alojar a menos peregrinos.
  7. Las autoridades, administraciones, gremios, asociaciones del Camino y profesionales del Camino están creando más protocolos que tendrán que llevarse a cabo. ¿Quién no quiere garantizar que el Camino de Santiago es seguro? A partir de ahora se exigirá un sello de confiabilidad higiénico-sanitaria que tendrán que cumplir todos los agentes involucrados en el camino y quien no lo haga está fuera.

 

Estas son algunas de las razones por las que el Camino de Santiago será un destino seguro y recomendable. Lo que ha provocado el maldito virus sólo podemos verlo como oportunidad de mejora y en nuestra mano está que el Camino sea lo que era: amistad, aventura, una experiencia única, miles de pasos juntos, nuevas amistades, fortalecer las viejas alianzas, descubrir paisajes únicos, despertar con el ruido de las bolsas y las luces de las linternas, lavar ropa, las risas, las ampollas, los abrazos, las lágrimas de emoción al alcanzar tu meta, los sellos de cada día, las cervezas y cafés al descansar,… todo éso y más es lo que podemos volver a vivir en el Camino de Santiago.

¡Buen Camino peregrinos! Ultreia et suseia!

Si queréis poneros en contacto con nosotros solo tenéis que enviarnos un correo electrónico a hola@caminodesantiago.es y os contaremos como van las cosas por Santiago y Galicia (suerte que tenemos de tener nuestra oficina en la meta del Camino)